© 2013 Ovejas de Fieltro. All rights reserved.

El fieltro, lo más “vintage”

Se cree que la palabra “vintage” proviene de una forma arcaica de francés, en concreto del término ‘vendage’ que evolucionó, a su vez de la palabra latina ‘vindemia’ (de vīnum “vino” + dēmō “quitar”).

Aunque tiene diferentes acepciones, dependiendo del sector a donde se aplique, en la moda la palabra vintage se suele emplear para referirse a aquellas prendas o accesorios que han sobrevivido al menos veinte años después de su creación convirtiéndose en un clásico preciado.

Sombreros de fieltro vintage

Si aceptamos esa definición no hay nada más “vintage” que las prendas de fieltro ya que no es que haya sobrevivido más de 20 años, sino que ¡¡¡lo ha hecho más de 7.000 años!!! Si tienes tiempo y ganas, puedes pasarte por el Museo del Hermitage, de San Petersburgo, para ver restos encontrados en la zona de Turquía y datados en el Neolítico.

Si te preguntas porque este material ha durado tanto es que quizás no sepas de su resistencia:

  • Al tiempo: Con el paso de los años el fieltro (o felpa) no pierde ni su elasticidad ni su resistencia.
  • Al desgaste, deterioro y uso: Al estar la lana formada, en una parte importante, por keratina, obtiene de esta una gran resistencia a la abrasión (la keratina, por ejemplo, forma parte de la composición de uñas, cuernos y pezuñas de los animales)
  • Al clima: Debido a sus características de resistencia, flexibilidad y elasticidad soporta el calor en un rango que empieza en los 20° pudiendo llegar a los 120°.
  • A las sustancias químicas: Resiste a los ácidos (se daña con los alcalinas). Tampoco se daña con los hidrocarburos y otros químicos.
  • A la presión: El fieltro lo puedes tener comprimido por largos periodos de tiempo y volver a su forma original en muy poco tiempo.
  • A la tensión: Puedes intentar tensarlo al máximo de su resistencia  y aun así mantendrá sus dimensiones.

Fieltro de lana

A esta resistencia hay que sumarle sus otras características:

  • De absorción: El fieltro tiene la propiedad de retener líquidos muchas veces más densos que su peso específico.
  • De impermeable pero también filtrantes: Gracias a su configuración el fieltro es impermeable al agua pero tiene la peculiar característica (muy apreciada por la industria) de permitir separar hidrocarburos del agua.
  • Aislantes: Se podría decir que es un material casi perfecto para aislarte de sonidos y de las temperaturas extremas.
  • Consistencia: En general puedes cortar el fieltro sin que se desfibre o deshilache. En las condiciones adecuadas puede llegar a ser taladrado y torneado.
  • Antivibratorias: Absorbe la energía provocada por la maquinaria vibratoria
  • Antiinflamable: No sólo no se quema con facilidad sino que tiende a apagarse por si mismo y no desprende humo tóxico.

Podría decirse que para ser un textil inventado en el Neolítico no lo hicieron tan mal ¿no?

Textil Olius es especialista en la fabricación de  varias gamas de fieltro 100% de lana, con atractivos colores y una capacidad para ser trabajado y transformado, lo que permite utilizarlo en infinidad de aplicaciones decorativas y de diseño.