© 2014 Ovejas de Fieltro. All rights reserved.

Fieltrar lana usada

Si te preguntas cómo aprovechar la lana usada como si fuera nueva, de prendas que ya no te pongas, puedes hacerlo con la técnica que te vamos a explicar en este post.

Se trata de fieltrar la lana, un proceso que se ha hecho durante miles de años, y que consiste en lavarla con agua bien caliente y que se frote con otra prenda para acelerar el proceso.

Para que se entienda qué es lo que ocurre, hay que recordar que la lana es fundamentalmente pelo y si lo exponemos a una fuente de calor más una fricción el resultado es la rotura de la estructura de la fibra para que se apelmace y compacte.

Filetrar lana usada

 Foto: Lamone

A continuación, vamos a explicar el paso a paso para fieltrar una prenda previamente tejida:

1. Seleccionamos una prenda que tengamos por casa, puede ser algún suéter que te esté pequeño o que esté pasado de moda, confeccionado con lana 100 % y que no contenga acrílico. La razón es que, al estar en contacto con el agua caliente, este tipo de lana se encoge de la manera más compacta posible. Si tiene un poco de acrílico, se encogerá pero no quedará tan compacta como para consevar su forma. Se aconseja no usar lana blanca o muy clarita porque ésta pasó por un proceso de blanqueado que dificulta el fieltrado.

Fieltrar prenda lana usada

Foto: Etsy

2. Recortamos el suéter por las costuras. Las costuras hacen que el fieltrado sea voluminoso y desigual. Hay que asegurarse de quitar todos los botones y broches y también cualquier bolsillo o piezas decorativas.

3. Metemos la prenda en la lavadora, utilizando el mismo ciclo que pondría para lavar la ropa normal. Asegúrate de activar la configuración de agua caliente. Además, puedes seleccionar el ajuste para ropa muy sucia ya que agita más las prendas, lo que acelera el proceso.

Fieltrar lana usada

 Foto: Facilisimo

Se recomienda meter la preda en una funda de tela con un cierre por si desprende mucha pelusa y no se vaya se vaya al filtro de la lavadora. También es aconsejable lavarla junto con otra prenda, como un pantalón tejano viejo para acelerar el proceso mediante la fricción.

Podemos detener la lavadora durante el ciclo de lavado para comprobar el proceso. Si el fieltro ha quedado como queremos, lo sacaremos y lo dejaremos secar al aire. Si el ciclo de lavado termina, pero la tela no está lo suficientemente fieltrada, podemos poner la prenda en la secadora a alta temperatura. Repetimos este proceso si la lana no está lo suficientemente fieltrada después del secado.

El fieltrado se puede hacer una y otra vez sobre la misma prenda hasta alcanzar el tamaño deseado. Es decir, si con el primer lavado no queda bien, se repite de nuevo hasta que quede lista.

4. Una vez que esté seca, la recortamos hasta el tamaño de la pieza deseada para la fabricación de diferentes creaciones, como pueden ser bufandas, mantas, colchas, gorros, bolsos, etc, como nos muestra el blog de Lamone.

Fieltrar lana usada

En el caso de que queramos mantener la forma de la prenda o labor, lo que tenemos que hacer es utilizar algún tipo de soporte que la ayude a conservar su forma hasta que se seque. Por ejemplo, si es una cesta o canasta como vemos en la fotografía, podemos poner una cacerola u otro obajeto redondo para que se mantenga abierta. (Foto: litlnemo)

Fieltrar lana usadaTextil Oilus es uno de los más importantes fabricantes y distribuidores de fieltro de lana, con atractivos colores y una capacidad para ser trabajado y transformado, lo que permite utilizarlo en infinidad de aplicaciones como las que hemos visto.

Fotos portada: Kathrynivy.com, FeltSewGood