© 2014 Ovejas de Fieltro. All rights reserved.

Propiedades del fieltro de lana

Ya hemos comentado en otros posts qué tipos de fieltro existen, sus usos y aplicaciones e, incluso, datos curiosos sobre este textil. En esta ocasión vamos a explicar sus propiedades.

Recordemos que el fieltro es el material obtenido de la unión de fibras sin el uso de adhesivos, como colas, resinas, gomas y similares. Ese agrupamiento se obtiene por medio de un proceso conocido como “efecto direccional de fricción” que consiste básicamente en el entrelazado de la fibras, apretándolas y aflojándolas intermitentemente hasta conseguir la compactación (dureza) deseada.

Fieltro

A continuación, detallamos las propiedades del fieltro de lana:

–  Resistencia a la tensión y la compresión: El fieltro de lana, por ser una fibra viva, siempre tiende a volver a su posición original, incluso después de haberla sometido a una tensión o presión durante un periodo bastante largo de tiempo.

– Facilidad de trabajo: El fieltro de lana se puede cortar con cualquier formato, sin que se deshilache o se deshaga. Asimismo, se puede tornear o lijar en diversidad de formas.

Fieltro de lana

– Resistencia a la fricción y a la temperatura: La resistencia, elasticidad y flexibilidad permanecen inalteradas hasta los 80ºC, incluso en los procesos de pulido, donde la fricción hace que se alcancen temperaturas elevadas. La lana simplemente se carboniza, sin causarle daño alguno al material que se está trabajando. Esto ocurre con las fibras sintéticas, que al llegar a su punto de fusión, forman pequeños granos de material fundido que luego se enfrían endureciéndose y provocando daños al material que se esta trabajando.

– Resistencia al envejecimiento: El fieltro de lana mantiene su resistencia, elasticidad y dimensiones de una forma constante durante años.

Propiedades filtrantes: Usado como elemento filtrante, el fieltro proporciona mejor filtración ya que por sus características tiene capacidad de retener partículas microscópicas en su estructura. No ocurre lo mismo con las fibras sintéticas porque su estructura se parece a la de una lamina de vidrio.

fieltro

Resistencia a productos químicos: El fieltro de lana es neutro a una gran cantidad de productos químicos, así como la mayor parte de los hidrocarburos. Resiste a los ácidos pero sufre descomposición en contacto con alcalinos. La presencia del agua puede cambiarle las dimensiones físicas.

Propiedades aislantes: El fieltro de lana es un aislante perfecto contra la transmisión del sonido y del calor. A su vez es un material no inflamable.

Propiedades de amortiguado de vibraciones: Usado como amortiguador de vibraciones o choques, el fieltro de lana absorbe la energía, mientras que los elastómeros sintéticos o naturales almacenan la energía y después la liberan.

Fieltro

Textil Olius, empresa especializada en la fabricación y distribución de fieltro de lana ofrece tratamientos especiales para dotar a este textil de las propiedades que necesiten aparte de las que hemos visto:

Anti-moho: Impide la putrefacción del material.

Anti-piling: Evita la formación de agrupaciones de fibras provocadas por el roce.

Antiestático: Favorece la conductividad en superficies no conductivas.

Antimanchas: Proporciona repelencia al agua, aceite, suciedad. Ofrece buena solidez a la limpieza en seco y un tacto suave.

Antipolilla: Evita la aparición de polillas.

Extra-solidez a la luz: Mejora medio punto la solidez del color a la luz, según la norma UNE-EN ISO 105-B02/OU.

Apresto: Incrementa el grado de dureza de los materiales.

Antideslizante: Modifica la superficie del fieltro evitando que el material resbale.